jueves, 19 de enero de 2012

Cuentos con animales de protagonistas

EL GATO RAYO Y LA PERRA CHISPA
Érase una vez una perra que se llamaba Chispa y un gato que se llamaba Rayo. Vivían en una casa con sus dueños y Chispa y Rayo eran muy amigos. Cuando Chispa salía a pasear, Rayo se quedaba maullando en la puerta y Chispa ni siquiera paseaba pensando en Rayo.
Un día Chispa no volvía, siempre venía a las 16:45 y es que la habían secuestrado, el gaso se fué a la calle y vió a Chispa con dos hombres en un coche, se fué a Paris a sacrificarla.
A los dos días vino una carta sin nombre diciendo que como no fuera en 72 horas se quedaba sin perra. Los dueños pusieron el coche a 200 Km/h y llegaron a Paris. También decía la carta que estaban en la Avenida del Cartón en una especie de clínica veterinaria de tres plantas y era un sacrificatorio que sacrificaban conejos, perros, gatos, gallinas, vacas, cerdos, etc. Los dueños iban a entrar a robar a las 4:38 de la mañana ¡¡Ya es la hora!! de puntillas dijo la dueña: ¡¡¡¡¡¡AHÍ ESTÁ CHISPA!!!!!-gritó emocionada la dueña- y corrió a abrazar a Rayo y a Chispa. Después volviéron a poner el coche a 200 Km/h y llegaron a la casa. Todos fueron felices y comieron perdices. Hugo


EL DELFÍN QUE ESTABA TRISTE
Érase una vez un delfín que vivía en el mar muy contento, su madre le decía todos los días que no se fuera lejos, como le encantaba jugar, vio un pez y fue detrás de él y cuando se dio cuenta se había perdido. A lo lejos vio un barco y con las redes lo capturaron, lo llevaron a un acuario, allí estaba muy triste porque no tenía a su familia.
Al día siguiente lo querian enseñar para hacer espectáculos pero el delfín no hacía nada, le lanzaron un pescado pero no se lo comia. Un día vino una niña, quería tocar al delfín pero se cayó al agua y el delfín lo salvó y vinieron sus padres y le dijo la niña: ¡Mamá, papá, el delfín me ha salvado! Antes de irse le dijo a los del acuario: Soltad al delfín, por favor- y dijeron: -Vale, lo soltaremos- Al final lo soltaron y se fue a su casa muy contento con su familia. Allí vivía feliz y algunas veces la niña iba a visitarlo y lo reconocía por una manchita. Daniela

EL AVESTRUZ Y LA LAGARTIJA
Érase una vez una avestruz que tenía un cuello muy muy largo, era la que tenía el cuello más largo, unas patas largas y gruesas, un cuerpo cubierto con muchas plumas, unos ojos como la luna y un pico brillantísimo.
Un día la avestruz iba corriendo y se encontró con una lagartija y como no se la quería comer se hicieron amigos. La avestruz se fijó que la lagartija era un reptil, que no tenía patas y que la lagartija era de color azul. Eran tan amigos que nunca se separaban. un día vino un cazador guapo, fuerte, flacucho aunque estaba un poco gordo y también estaba peludo. Cuando vio a la avestruz, rápidamente quiso matarla con su escopeta pero no lo consiguió porque falló el disparo. el cazador se enfadó mucho porque pensaba hacer un abanico con las plumas del avestruz para su familia. Entonces cuando la lagartija vió que su amiga estaba en peligro, se echó a llorar de tristeza al pensar lo que le podía haber pasado.
Los dos se fueron corriendo de allí y nunca más se separaron. Siempre estuvieron juntos.
Ana Belén

EL MAGO CASCARRABIAS
Érase una vez un mago que era muy cascarrabias. Vivía en un bosque lleno de lobos y se llamaba Max. Una noche un niño se fue al bosque donde vivía el mago cascarrabias y el niño vio su casa y entró y estaban las luces apagadas porque el mago cascarrabias estaba dormido. El niño tiró un vaso y el mago cascarrabias se despertó y bajó a la cocina y vio al niño. El mago se puso muy furioso porque ese vaso era su preferido. El niño lloró y el mago para que no llorase le hizo un truco de mágia. A la mañana siguiente llevó al niño a su casa. Los padres estaban tristes porque no sabían nada de su hijo y al verlo sano y salvo con el mago cascarrabias le dio las gracias y le invitaron a comer. Y desde entonces el mago ya se llevaba muy bien con la gente del pueblo.
Paula.

2 comentarios:

David dijo...

Ana me ha gustado mucho tu cuento. Como lo expresabas al abeztruz y la lagartija y la istoria asta el Lunes.

Maria Jose dijo...

Ana me ha gustado mucho tu cuento y te felicito por lo bien que escribes