viernes, 2 de mayo de 2008

OTRO FINAL DE "EL GIGANTE EGOISTA"

Pero un dia, el gigante aburrido de estar solo y ver que en el jardin no había ni una triste flor, se arrepintiò de haber prohibido a los niños jugar en èl, entonces quitó el cartel y la tapia.
Los niños enseguida fueron a jugar y las flores volvieron a salir, los arboles florecieron y los pajaros volvieron a cantar.

Carmen Estela

3 comentarios:

victoria dijo...

Querida Carmen. Me ha gustado mucho tu final del cuento : EL GINGANTE EGOISTA. No te ha faltado ningún detalle, lo que más
me a gustado a sido cuando has hablado de las flores. Te doy un 10 de nota.

TE FELICITA TU AMIGA VICTORIA

miriam dijo...

Carmen, lo has hecho muy bien, yo solo había escrito un reglón y medio, tienes mucha imaginación para los cuentos; podrias llegar hasta escritora. Sigue así y nunca pierdas esa imaginación que tienes.

Miriam

Carmen Estela dijo...

Gracias a las dos, y seguire escribiendo mucho aunque vosotros tambien escribis muy bien gracias.